Existen personas hoy en día que viven casi igual que en la época preindustrial y se niegan a adoptar un estilo de vida más moderno. Son los famosos Amish.

¿Quiénes son los Amish?

Se denomina Amish a una comunidad cultural con un estilo de vida marcado por el rechazo de casi todo tipo de comodidades e inventos tecnológicos modernos (coches, teléfonos, electrodomésticos, ordenadores…). Estas personas viven sin tecnología porque consideran que aporta demasiadas distracciones. Llevan un modo de vida sencillo y tradicional, centrado en la familia y el trabajo en el campo; defienden los valores del pacifismo y la humildad; y se sitúan aislados del bullicio, el consumismo, y las comodidades de la vida moderna. Visten como en los siglos XVII y XVIII con unos códigos muy estrictos que no se ven influenciados por la moda. El estilo de vida de la comunidad Amish está guiado por la religión católica protestante y apenas ha cambiado en 300 años.

amish forma de vestir

El origen de los Amish

Se estima que en la actualidad esta comunidad asciende a 235000 personas, descendientes de inmigrantes alemanes, suizos y de otros países europeos del siglo XVIII. Surgieron a finales del siglo XVII en Suiza a partir de anabaptistas (un tipo de prontestantismo) y sufrieron persecuciones debido a que el pacifismo que profesaban se consideraba rebelde. Fueron acogidos en la región de Alsacia, entonces alemana, y gracias a su buen rendimiento agrícola pronto comenzaron a prosperar y a comprar las mejores tierras. Consiguieron un trato diferenciado, por ejemplo no formar parte de la milicia. Fueron nuevamente perseguidos y a principios del siglo XVII comenzaron a huir al “nuevo mundo”. Hablan un dialecto próximo al alemán, aunque casi todos los amish son bilingües y hablan también inglés.

¿Dónde viven los Amish?

Se concentran principalmente en asentamientos ubicados en el nordeste de Estados Unidos y Canadá, siendo los estados de Ohio y Pensilvania los que tienen las comunidades Amish más numerosas. Cuando comenzaron a emigrar a Estados Unidos la mayoría de comunidades Amish se concentraban en el condado de Lancaster, en Pensilvania. Hay unas pocas comunidades en otros países como Méjico, Paraguay y Bolivia.

mapa asentamientos amish eeuu

El rechazo de la tecnología moderna

Los Amish se suelen reunir con los líderes eclesiásticos para analizar la admisión de elementos tecnológicos en su comunidad, y por tanto cada comunidad difiere ligeramente en torno a lo que aceptan y lo que rechazan. La electricidad está generalmente prohibida en todas las comunidades Amish porque su utilización podría desencadenar por ejemplo la introducción de electrodomésticos que complicarían la tradición que tienen de vida sencilla. Aún así ciertos grupos aceptan las baterías de 12V, ya que son muy limitadas como para que se genere abuso y distracción. Los generadores eléctricos solo pueden emplearse para soldar, recargar baterías y alimentar ordeñadoras. Iluminan el interior de sus casas por la noche con lámparas de gas y se desplazan mediante carretas tiradas por caballos.

carroza amish por la carretera

Otras costumbres de la sociedad Amish

Loas Amish son prácticamente autosuficientes, y esto es posible entre otras cosas gracias a que tienen un sentido de la comunidad muy fuerte. Cuando a una familia se le quema el granero, toda la comunidad se compromete a reconstruirlo de manera colectiva en un solo día. Aquí puedes ver un vídeo acelerado de la construcción de un granero en un día:

No tienen fotografías suyas ni suelen dejar que les graben, por lo que los reportajes y fotografías cercanas son escasos. Rechazan los seguros de vida, los seguros médicos y las ayudas del gobierno; no votan en las elecciones y están exentos de pagar la seguridad social en Estados Unidos, aunque sí pagan impuestos. Su posesión más preciada, después de su casa, son sus caballos. Los niños no van a la escuela pública del país, sino que son los mismos Amish (la familia o algún miembro que se considera profesor) los que se encargan de la totalidad de su educación.

Aunque consiguen permanecer bastante apartados de la sociedad moderna, a veces su modo de vida se ve presionado desde el exterior. Por ejemplo, a los niños Amish se les enseña el valor del trabajo duro desde muy pequeños y esto entra en conflicto con las leyes estadounidenses sobre el trabajo de menores.

niños amish

Apariencia y vestimenta Amish

Los Amish valoran la humildad y rechazan la vanidad. Por ello su forma de vestir es uniformada y muy sencilla, confeccionada por ellos mismos de tal forma que no realza ni destaca nada en particular. Los hombres visten camisas lisas de manga larga y pantalones largos sujetados por tirantes. Llevan sombrero de paja y pelo corto. Se afeitan hasta el día en que se casan, momento a partir del cual se dejan barba larga (sin bigote). Las mujeres llevan un vestido largo hasta los tobillos o pies, de color neutro sin dibujos ni estampados, sin escote y con mangas medias o largas, ceñido a la cintura por un delantal blanco. Se dejan el pelo muy largo y lo llevan recogido debajo de una especie de cofia. Hombres y mujeres tienen un atuendo diferente un poco más arreglado para los domingos o días en que hacen alguna celebración especial. Los niños llevan un corte de pelo tipo cacerola.

El período de Rumspringa: exploración adolescente

Este es un dato poco conocido que concierne a muchas comunidades Amish: Cuando un Amish llega a la adolescencia, sus padres suelen permitirle pasar un período de tiempo en el mundo fuera de la comunidad; este período se conoce como Rumspringa. Después pueden decidir si quieren regresar al modo de vida Amish y ser bautizados como tal o abandonar la familia y hacer su vida en el mundo moderno.

La mayoría de los adolescentes vuelven a su comunidad, y los pocos que deciden no volver suelen tener prohibido el contacto con su familia porque se considera que son una “mala influencia” para los niños. Si regresan de visita, se les margina (se tienen que sentar a comer solos aparte y no en la mesa con la familia, no se hace negocios de compraventa con ellos, no se acepta nada que venga de ellos…) y esta marginación solo acaba si el individuo decide volver a formar parte de la comunidad como antes.

adolescentes amish

Para acabar dejo un documental muy interesante de la televisión inglesa sobre el periodo de Rumspringa de varios adolescentes Amish que van al Reino Unido a descubrir el modo de vida moderno. Al ver el mundo a través de sus ojos somos más conscientes de la artificialidad en la que vivimos y vemos claramente que quizá en algunos aspectos los “raros” somos nosotros. (Los vídeos están en inglés):

 

COMPARTIR

Únete a la comunidad:

DEJA UNA RESPUESTA